Cremallera de dirección Rótula de labarra deacoplamiento Abrazaderaexterior Cubrepolvo Abrazaderainterior Columna dedirección Tapa delpiñón dedirección

Cremallera de dirección

Puntos a inspeccionar al revisar una cremallera de dirección. También hay rótulas y cubrepolvos en el otro lado del auto.

Parte de la revisión de la cremallera de dirección consiste en elevar la parte delantera del auto, pero manteniendo su peso sobre las ruedas. También debe mirar por debajo del auto, mientras que otra persona gira las ruedas hacia adelante y atrás. Si no puede acceder a una boca de inspección adecuada utilice rampas para las ruedas. Asegúrese de que las rampas estén apoyadas sobre una superficie plana y directamente por debajo de las ruedas.

Aplique el freno de mano, calce las ruedas traseras y ponga el auto -con tracción en las ruedas traseras- en marcha (estaciónelo si es automático).

Tenga cuidado al elevar las ruedas del suelo. Coloque triángulos de soporte debajo del chasis (no trabaje por debajo de un auto levantado simplemente con gatos).

This video course is the best way to learn everything about cars.

Three hours of instruction available right now, and many more hours in production.

  • 4K HD with full subtitles
  • Complete disassembly of a sports car

La cremallera de dirección está llena de aceite o grasa que por lo general no necesita ser cambiada.

Sin embargo, la cremallera puede sufrir pérdidas de aceite debido al desgaste o a daños generados por el ingreso de arena. Chequéela junto con el resto del sistema de dirección (Vea Chequeo de los pivotes de dirección).

Si la dirección se siente rígida, puede ser debido a que la cremallera ha perdido gran parte de su aceite. Renueve el aceite (Vea Engrase de las rótulas de dirección) y limpie toda la cremallera y los cubrepolvos.

Conduzca el auto un par de kilómetros. Observe si la recarga de aceite ha solucionado el problema de rigidez. Si lo hizo, busque marcas de aceite en toda la cremallera.

Limpiar la cremallera también puede revelar otros daños como grietas. En cuyo caso ésta se debería reemplazar.

Puede reemplazar los cubrepolvos (Vea Sustitución de los cubrepolvos de la cremallera de dirección) siempre que no haya entrado arena en la cremallera. Inspeccione los dientes de la cremallera cuando la dirección esté completamente bloqueada. Cualquier otro problema en la cremallera debería ser revisado en un taller.

Chequeo del desgaste

Movimiento de medición

Movimiento de medición

Mida el recorrido del volante haciendo una marca con tiza en el borde y con el dedo, como punto de referencia, controle el movimiento antes de que las ruedas delanteras se comiencen a mover. Pídale a alguien que gire la rueda muy lentamente y que se detenga cuando vea que la barra de acoplamiento se mueve. Si el movimiento es mayor a 13 mm (1/2 pulgadas) chequee la holgura en la cremallera de dirección y en los extremos de la barra de acoplamiento.

Debería haber muy poca holgura en un sistema de cremallera de dirección. No debería ser posible mover la llanta de 38 cm (15 pulgadas) de diámetro más de 1,3 cm (1/2 pulgada) sin que las ruedas delanteras se muevan.

Si la holgura es mayor a ésta, revise todas las otras juntas de la dirección. Asegúrese de que la cremallera esté bien asegurada al probar sus pernos de sujeción.

Chequee la cremallera colocándose donde pueda ver una de las barras de acoplamiento.

Para realizarlo es posible que tenga que ir por debajo del auto, el cual debe tener su peso sobre las ruedas delanteras (éstas apuntando hacia adelante). Colóquelo sobre un par de rampas.

Pídale a otra persona que ingrese en el auto y marque el borde del volante para saber hasta qué punto se mueve.

Dígale que mueva la rueda muy lentamente. Cuando la barra de acoplamiento se mueva indíquele que se detenga.

Si la rueda se ha movido más de la distancia permitida, la cremallera necesitará un ajuste o reemplazo. Ambos son trabajos para realizar en un taller.

También controle el desgaste del rulemán de dirección de piñón. Para realizarlo, agarre el eje de la columna de dirección e intente moverlo hacia dentro, fuera y de lado.

Si la junta estriada que va hacia el eje de dirección se mueve, apriete el perno sujetador. Si el eje del piñón se mueve, lleve el auto a un taller para su reparación.

Vea que el borde de la junta -en la tapa de dirección de piñón- no esté dañado y que los pernos de la tapa de retención estén apretados.

Otras tareas que no sean apretar los pernos deberían ser realizadas en un taller (como la renovación de la junta o el retén de aceite del eje de piñón).

Inspección de los cubrepolvos

Puede hacer una reparación temporal en un cubrepolvo agujereado colocando una bolsa de plástico.

Una pérdida de aceite se puede deber a una abrazadera suelta o a que ésta haya movido al cubrepolvo. La goma se puede dañar y es recomendable revisar todo el cubrepolvo.

Dependiendo del diseño de su auto, es posible que tenga que elevar el auto con triángulos de soporte o incluso retirar las ruedas delanteras para inspeccionar los cubrepolvos. Use un espejo chico y una linterna para inspeccionar las partes que son difíciles de ver.

No gire rápido el volante cuando el auto no esté sobre sus ruedas. El aumento de presión puede reventar los cubrepolvos.

Limpie bien los cubrepolvos (use un desengrasante patentado de ser necesario, pero nunca parafina o combustible ya que pueden dañar la goma). Cualquier parche aceitoso o grasoso que se llene de mugre podría agrietar el cubrepolvo. Revíselo por completo.

Asegúrese de que el cubrepolvo no esté torcido. Pídale a alguien que gire el volante lentamente para ver si alguno se tuerce.

De ver alguno torcido afloje la abrazadera interna del cubrepolvo, enderécelo y vuelva a ajustar la abrazadera. Si es una abrazadera de alambre, reemplácela con una nueva pero de atornillar.

No altere la posición del extremo exterior del cubrepolvo, que debe ser exacta para evitar el estiramiento excesivo.

Las abrazaderas deberían estar apretadas y en posición correcta.

Examine las abrazaderas para verificar que estén bien apretadas (pero no tanto como para cortar la goma). Asegúrese también de que estén en el lugar correcto y que no se encuentren muy corroídas. Las abrazaderas oxidadas deberían ser cambiadas.

Mire con atención y compruebe que no haya ninguna grieta o raspón. Las grietas son más comunes en las partes superiores, bordes y extremos.

Apriete el cubrepolvo con los dedos. Luego pídale a alguien que gire despacio el volante mientras busca grietas que se puedan abrir.

Apriete el cubrepolvo para ver las grietas.

Incluso la grieta más chica puede dejar que entre arena y permitir la pérdida de aceite. Como medida temporal, ate una bolsa de plástico con firmeza sobre el cubrepolvo mientras éste se encuentra estirado.

Tan pronto como sea posible, cambie el cubrepolvo e inspeccione a fondo la rótula interna de la barra de acoplamiento (Vea Chequeo del desgaste de las juntas de dirección).

We also have this article in Inglés