Semieje en un auto con tracción trasera Semieje Rulemanes Placa deretención Pernos deretención Brida

Semieje en un auto con tracción trasera

El semieje está ranurado dentro del ensamblaje del diferencial y opera dentro de la carcasa del eje.

Los semiejes se montan sólo en autos con tracción trasera. No suelen dar muchos problemas durante la conducción, aunque son ​​componentes muy exigidos.

El extremo interior del eje es sostenido y conducido por el diferencial; el extremo exterior se sostiene en rulemanes entre el eje y la carcasa del eje.

Estos rulemanes tienen retenes de aceite separados o incorporados. Los rulemanes pueden ser de bolas, rodillos cónicos (ambos con pistas interiores) o rodillos rectos que utilizan el semieje como pista interior.

This video course is the best way to learn everything about cars.

Three hours of instruction available right now, and many more hours in production.

  • 4K HD with full subtitles
  • Complete disassembly of a sports car

Cuando un semieje falla las ruedas traseras no pueden ser accionadas.

Los principales síntomas de un semieje desgastado son golpes o chasquidos al acelerar o desacelerar. La causa es el desgaste y la holgura excesiva entre el eje y las ranuras diferenciales.

Sin embargo, los mismos síntomas pueden ser causados ​​si las ruedas de corona y los engranajes de piñón en el diferencial no se engranan correctamente, las ranuras de la brida del piñón de accionamiento están desgastadas o los pernos de la brida de accionamiento están sueltos.

Si no está seguro de la fuente del ruido, consulte en un taller. Se necesitan herramientas especiales para comprobar el desgaste (llamada reacción) en componentes como la rueda de corona y el piñón.

Las pérdidas de aceite, especialmente filtraciones desde el extremo de la carcasa del eje y frenos, son ocasionadas por problemas en el retén de aceite. El semieje debe ser removido y el retén reemplazado.

Remoción del semieje

Llave de tubo

Pase una llave de tubo a través de los orificios de acceso en la brida para sacar los pernos de retención o tuercas.

El trabajo principal en el ensamblaje del eje trasero requiere habilidades especiales y equipos que se encuentran disponibles sólo en talleres. Sin embargo, la remoción y el control de los semiejes es algo relativamente fácil.

Un martillo deslizante es la única herramienta especial que se necesita para remover un semieje.

Afloje las tuercas de las ruedas y levante la parte trasera del auto, apoyando la carcasa del eje en un triángulo de soporte. Retire la rueda de carretera y el tambor de freno.

En algunos automóviles es posible que sea necesario desconectar el caño de freno (Vea Chequeo y renovación de los cables de freno).

Decídalo por medio de una inspección visual o referencia del manual de servicio del auto.

Si el caño de freno se tiene que desconectar, el sistema de frenado deberá ser purgado más adelante (Vea Purgando los frenos).

Con el tambor retirado verá una brida en el extremo del semieje (forjada o atornillada al eje).

El eje estará sujeto por un perno de retención detrás de la brida o por un retenedor interior. El método para tratar con un retenedor interior se describe en Sustitución de los retenes de aceite de transmisión.

La mayoría de las bridas tienen dos agujeros grandes que dan acceso a los pernos de retención.

Se puede pasar una llave de tubo a través del agujero para quitar las tuercas de fijación o pernos. Luego de esto debería ser capaz de conectar un martillo deslizante en la brida y sacar el eje y sus rulemanes de la carcasa.

Martillodeslizante

Atornille el martillo deslizante a la brida del semieje y retire el eje de forma constantes y pareja.

Antes de utilizar el martillo deslizante asegúrese de que no haya nada más sosteniendo el dispositivo de retención. Los pernos que sujetan la placa de retención también podrían sujetar la placa posterior.

Si es así, libere el retenedor y vuelva a colocar dos de los pernos para sujetar el ensamblaje de freno.

En los automóviles con semiejes sujetos por retenedores internos es necesario desconectar el eje de propulsión. Retire el eje del piñón diferencial y empuje el semieje. De esta forma se podrá sacar la arandela en C (retenedor) y el eje se deslizará de la carcasa.

Con el martillo deslizante atornillado a la brida del semieje comience a martillar de forma constante. Retire el eje lentamente.

Demasiada fuerza podría dañar los rulemanes (que podría haber considerado en reutilizar). Siempre trate de retirar componentes que estén ajustados de forma uniforme y lenta para evitar dañarlos o deformarlos.

Cuando el extremo ranurado está suelto el eje tenderá a inclinarse. Trate de mantenerlo estable para evitar dañar el rulemán y el retén de aceite.

Inspección del eje, rulemanes y retén de aceite

Ponga el semieje en un banco de trabajo y (a menos que esté obviamente roto) examínelo con cuidado en busca de roces o "puntos altos" (puntos brillantes en el metal). Con una regla de borde recto controle que no esté deforme.

Nunca martille un eje deforme para enderezarlo. Sólo se puede enderezar en una prensa. Deberá instalar un eje nuevo si la distorsión es grande.

Preste especial atención a los extremos acanalados. Tienen que estar en perfectas condiciones (sin señales de desgaste).

Limpie los rulemanes con parafina. Busque hoyos en las bolas y pistas.

Un rulemán muy desgastado no funcionará bien.

Después de la limpieza lubrique el rulemán con aceite nuevo, gírelo cerca de su oído y escuche con atención. Un sonido agudo indicará el mal funcionamiento.

Sin embargo, es conveniente renovar los rulemanes cada vez que se altera un eje.

La remoción y sustitución de un rulemán es una operación precisa y por lo general requiere de una prensa hidráulica. Es mejor dejarle este trabajo a un tallerista.

Los rulemanes se pueden martillar y punzar, pero existe el peligro de deformar el eje.

Los rulemanes con retenes integrales de aceite se suelen contener con un collarín o anillo que tiene que ser dividido con un cincel antes de la remoción. Es mejor dejarle este trabajo a un profesional.

Si el retén no es integral con el rulemán (sucede en algunos autos viejos) puede ser levantado y reemplazado antes de volver a colocar el semieje.

Limpie y engrase un poco todo el eje. Empújelo suavemente en la carcasa del eje hasta que sienta que el extremo hace contacto con las ranuras de los diferenciales (los costados del rulemán).

Mueva el eje hasta que las ranuras se acoplen y luego afírmelo contra el centro de la brida con un martillo de cara blanda.

No golpee los costados de la brida ya que se podría romper.

Vuelva a ensamblar en orden inverso al de la remoción la brida, el tambor de freno, la manguera de freno y la rueda.

Después de reensamblar los semiejes, baje el auto, revise el nivel de aceite del eje trasero y rellénelo de ser necesario.

We also have this article in Inglés