Las partes del sistema de refrigeración más propensas a generar problemas son las mangueras de agua. El envejecimiento y movimiento del motor sobre sus soportes con el tiempo puede provocar fisuras. El material interno se puede deteriorar debido al agua caliente.

Sistema de refrigeración Termostato a lamanguera delradiador Radiador Manguera desde elcalefactor hacia labomba de agua Bomba de agua ala manguera delradiador Manguera desde elbloque del cilindro alcalefactor

Sistema de refrigeración

Inspeccione estas partes cuando el motor se encuentre frío. Señales de desgaste o deterioro son indicadores de peligro. La pérdida repentina de refrigerante por la rotura de una manguera puede provocar el recalentamiento inmediato y el bloqueo del motor.

Una manguera desgastada o dañada debería ser reemplazada lo antes posible.

This video course is the best way to learn everything about cars.

Three hours of instruction available right now, and many more hours in production.

  • 4K HD with full subtitles
  • Complete disassembly of a sports car

Antes de realizarlo, necesitará drenar el sistema de refrigeración. Retire la tapa del radiador y abra la tapa de drenaje del radiador. Si no hay una tapa, desconecte la manguera inferior. Si el refrigerante contiene anticongelante y desea volver a utilizarlo, drénelo en un recipiente limpio. No lo haga en la ruta ya que es venenoso (Vea Cómo limpiar el radiador del motor).

Antes de colocar una manguera nueva, asegúrese de tener el repuesto correcto. Algunas tienen curvas incorporadas, otras tienen diferentes diámetros internos en cada extremo. Las abrazaderas viejas deberían ser reemplazadas preferentemente con abrazaderas sinfín, que tienen un área de contacto más grande y producen un sellado más efectivo.

Nunca apriete de más las abrazaderas. Puede cortar la goma.

Una vez que la manguera ha sido cambiada, cierre la tapa del radiador (o vuelva a conectar la manguera inferior) y rellene lentamente con una mezcla de agua y anticongelante.

Si vuelve a utilizar el refrigerante con anticongelante, fíltrelo en una tela o con un colador de plástico. Cambie la tapa del radiador y ponga en marcha el motor hasta que alcance su temperatura normal de funcionamiento. Verifique si hay fugas y apriete las abrazaderas de ser necesario.

Cuando el motor se enfríe, verifique que el sistema se haya recargado hasta el nivel correcto. Nunca quite la tapa de presión mientras el motor está caliente ya que podría saltar un chorro de líquido hirviendo.

Dónde buscar perdidas de refrigerante

Apriete la manguera para que las fisuras sean más fáciles de ver.

Mire con atención en dobleces, uniones y donde las abrazaderas se conectan a la manguera. Señales de bultos indican que el material interno de refuerzo está dañado y que la manguera puede explotar en cualquier momento. Busque puntos débiles, que también indican daños internos. Utilice una linterna y un espejo para mirar debajo o detrás de las mangueras.

Un depósito de óxido marrón en las colillas significa que la manguera puede estar perdiendo cuando está bajo presión. Apriete las abrazaderas de la manguera.

Prueba de la tapa del radiador

Asegúrese de que la válvula chica se mueva libremente.

Cuando revise el nivel de refrigerante en el radiador también inspeccione su tapa.

Asegúrese de que la goma o el anillo de sellado de fibra no esté dañado. Pruebe la válvula de descompresión (grande) empujándola contra su resorte. Asegúrese también de que la válvula chica, ubicada en el centro de ésta, se mueva libremente.

Se puede realizar un simple control de la eficiencia de la tapa calentando el motor, envolviendo la tapa en un trapo y luego, con un guante grueso, aflojándola hasta alcanzar su primera parada. No quite la tapa.

Si no hay ningún silbido de escape de aire o vapor, es porque la tapa no está manteniendo la presión correcta en el sistema y debería ser cambiada.

Asegúrese de que la nueva tapa tenga la calificación de presión correcta (se encuentra marcada en la propia tapa). Un sistema presurizado eleva el punto de ebullición del agua, aunque no se mantendrá la presión si la válvula es demasiado débil. Si es demasiado fuerte, el sistema se puede sobrepresurizar cuando el motor está caliente.

Remoción y colocación de las mangueras

Desenrosque la abrazadera y deslícela de nuevo. Siempre reemplace una abrazadera de alambre con una sinfín.

La forma más rápida de sacar una manguera deteriorada, que no va a salir fácilmente, es cortando uno de sus extremos (donde se coloca sobre la colilla).

Suelte la abrazadera, deslícela y, con la punta de un cuchillo afilado, corte la manguera de forma horizontal.

Corte un pedazo de la manguera.

Tenga mucho cuidado si la colilla es de plástico. El cuchillo afilado puede cortar o dañar la colilla.

El extremo se podrá quitar luego de esto. Aflojando la otra abrazadera y moviendo la manguera de un lado al otro, la manguera debería salir sin inconvenientes. Limpie la corrosión de las colillas (de existir) antes de colocar una manguera nueva.

Hay dos tipos de abrazaderas: la sinfín, que es la mejor; y la de alambre, que tiende a cortar la goma.

Deslice las abrazaderas en la manguera, asegurándose de que las cabezas de los pernos sean de fácil acceso luego de apretarlos. Empuje los extremos de la manguera en las colillas. Si es difícil, suavice los extremos con agua caliente y pásele jabón líquido a las colillas.

Si utiliza abrazaderas de alambre, ponga cinta adhesiva alrededor de la manguera para evitar que la abrazadera la corte.

Si se utilizan abrazaderas de alambre, ponga cinta adhesiva alrededor de la manguera para evitar que se corte.

We also have this article in Inglés