Posiblemente necesite

Una fuga en el sistema de refrigeración por agua puede ser difícil de rastrear, especialmente si es interna, por ejemplo en la junta de la culata entre los cilindros.

Áreas del sistema de enfriamiento a comprobar por fugas Carcasa deltermostato Bombadeagua Manguera deconexión Radiador Tanque derecolección Taponesdel bloquedel motor

Áreas del sistema de enfriamiento a comprobar por fugas

Compruebe los tapones del núcleo a un lado del bloque del cilindro. Verifique que todas las mangueras de conexión estén bien apretadas, pero asegúrese de que las abrazaderas no estén cortando la goma. Mire a lo largo de la manguera en busca de grietas, especialmente en los puntos donde la manguera se flexiona por el movimiento del motor. Inspeccione las uniones del radiador por separaciones, también el tanque de recolección y su caño. Esté atento a las fugas en los rulemanes de la bomba de agua y de la junta de la bomba. Chequee la carcasa del termostato en busca de grietas y la carcasa de la junta por fugas.

Son señales de una fuga: un indicador de aumento de temperatura, un charco de líquido refrigerante debajo del auto y una caída en el nivel del radiador. Por lo tanto habrán manchas de óxido en el compartimiento del motor.

Pero si no puede ver la fuga, será necesaria una comprobación sistemática.

This video course is the best way to learn everything about cars.

Three hours of instruction available right now, and many more hours in production.

  • 4K HD with full subtitles
  • Complete disassembly of a sports car

Trabaje siempre con el motor caliente y cuando la presión en el sistema de refrigeración se haya acumulado, forzando a que el refrigerante salga desde cualquier punto débil.

Las posibles fuentes de fugas están donde se flexiona la manguera sobre el extremo de la colilla en la que está montada por el movimiento del motor, o donde una abrazadera apretada en exceso se ajusta a la goma.

Las uniones en la parte superior e inferior del radiador también son lugares peligrosos.

Las pequeñas fugas se pueden reparar a veces con sellador, disponible en locales comerciales y garages. Sin embargo es recomendable dejarle la reparación de la fuga en la unión del radiador a un garage.

Algunos autos tienen tanques de refrigeración de plástico y la reparación de las fugas en ellos también está más allá de la posibilidad de hacerlo por usted mismo.

Siempre manipúlelas con cuidado. Utilizar un destornillador cómo palanca para sacar una manguera vieja puede hacer que rompa fácilmente la colilla.

Inspeccione las mangueras con cuidado en los dobleces, las juntas y también donde se unen a las colillas (Vea Comprobación de las mangueras y la tapa del radiador).

Los tapones del núcleo llenan los agujeros que quedan en el bloque del cilindro (otras fuentes probables de fuga) cuando éste está hecho de metal fundido. Pueden quedar sueltos por la presión del sistema, corroción o incluso por vibraciones.

Tapones ocultos del núcleo

Tapones ocultos del núcleo

Utilice un espejo para localizar los tapones ocultos.

Use un espejo y una linterna para ver si hay alguna detrás del motor, inaccesible desde el compartimiento.

Si por medio de una búsqueda minuciosa no logra localizar la fuga, posiblemente haya una junta dañada o agrietada entre la culata y el bloque del cilindro.

Si el sistema de refrigeración genera una pequeña fuga cuando está conduciendo, es posible que pueda volver lentamente a casa liberando la tapa del radiador a su primera toma o poniendo un fósforo debajo de la válvula de vacío de la tapa para aliviar la presión. Observe el indicador de temperatura; si entra en la zona de riesgo, pare y deje que el motor se enfríe.

Si sospecha que hay una fuga interna de refrigerante, permita que el radiador se enfríe, saque la tapa y busque señales de aceite o burbujas en el radiador o la cabecera del tanque.

Con el motor en marcha, huela el propio líquido refrigerante, si hay olor a gases de escape, la junta de la culata puede estar perdiendo. Para asegurarse de que esta es la causa, antes de retirar la culata (Vea Cómo retirar la culata) para investigar, vaya a un garage para probar la presión del sistema de enfriamiento.

Inspección de la bomba de agua

Si el ventilador está en la bomba de agua, afloje la correa del ventilador y mueva las aspas del ventilador. Cualquier movimiento implicará un desgaste en los rulemanes.

Para comprobar los rulemanes de la bomba de agua, afloje la correa de transmisión (Vea Prueba del alternador y comprobación de salida) y luego intente enroscar las aspas del ventilador hacia atrás y hacia adelante.

Cualquier movimiento significa que hay desgaste en los rulemanes. Esto eventualmente llevará a la ruptura del sello de agua en el eje de la bomba y producirá una fuga. Busque también fugas alrededor del borde de la bomba, aprete los tornillos del borde o sustituya la junta para detener la fuga. Si el ventilador no está montado en la polea de la bomba de agua, mueva la polea en su lugar.

Si el ventilador no está en la bomba de agua, mueva la polea en su lugar.

Una bomba de agua gastada o con fugas debe ser reemplazada. Es un mal gasto de dinero repararla.

Otra señal de desgaste es el ruido, sin embargo un chillido cuando se arranca en frío o se acelera rápidamente también puede ser causado por la correa, los rulemanes del generador o una bomba de dirección asistida.

La causa más frecuente de fallas en la bomba de agua es una correa de transmisión floja, resbaladiza, desgastada o dañada. Esto por lo general conduce a un sobrecalentamiento, a un índice de carga reducido y finalmente a la ruptura de la correa.

La correa generalmente acciona al generador (así como a la bomba) y la tensión en ella es fundamental: demasiado floja y no podrá girar el generador y la bomba de agua; demasiado apretada y podrá dañar los rulemanes de ambos.

Para comprobar y ajustar la correa de transmisión (Vea Comprobación, ajuste y recolocación de las correas de transmisión).

We also have this article in Inglés