Si al aplicar el freno de pie tiene una sensación esponjosa o el recorrido del pedal aumenta, es posible que tenga una fuga o hayan burbujas de aire en el sistema de frenos hidráulicos.

Sistema de frenos Pedal defreno Freno de discodelantero Revise los retenesde goma en elcilindro de la rueda(dentro del tamborde freno). Revise lamanguera defrenos y busquefisuras o grietas. Unidad servo,cilindro maestroy depósito.

Sistema de frenos

La presión hidráulica pasa de los caños de freno a cada rueda. El depósito del cilindro maestro mantiene el suministro de líquido a los caños.

Si el nivel en el depósito del cilindro maestro es bajo, lo que tiene es una pérdida.

El cilindro maestro se suele montar en o cerca de la mampara del compartimiento del motor. El nivel de líquido recomendado está marcado con una línea en la parte exterior del depósito.

This video course is the best way to learn everything about cars.

Three hours of instruction available right now, and many more hours in production.

  • 4K HD with full subtitles
  • Complete disassembly of a sports car

Si el depósito es de plástico, el nivel de líquido en el interior será visible; si es de metal, desenrosque la tapa del depósito y mire dentro.

Es recomendable la inspección regular del nivel de líquido. Ésta podría ser su primera advertencia si la fuga es leve en el sistema.

Cualquier pérdida de líquido de frenos debe ser localizada y remediada lo antes posible. En la mayoría de los casos las fuentes son los retenes de la bomba de freno o, en un freno de tambor, el cilindro de rueda.

Menos probable (pero no imposible) es que la pérdida se de más allá del retén del pistón y se encuentre en una pinza del disco de freno.

Otras fuentes posibles incluyen mangueras flexibles separadas o deterioradas, caños de freno agrietados o picados por el óxido, o uniones de caños que están sueltas.

Estas uniones se utilizan para conectar los caños con los diversos componentes del sistema como el cilindro maestro o la pinza del freno de disco.

Inspecciónelas con atención y revíselas por detrás en caso de que la pérdida no sea visible desde el frente. Apriete la tuerca si hay alguna evidencia de fuga.

Pídale a alguien que presione con fuerza el pedal de freno cuando vuelva a inspeccionar el sistema (la presión extra puede revelar una ligera pérdida que de lo contrario no sería visible). Si sucede es por que la junta está dañada y debe ser reparada por un profesional en un taller (conduzca despacio hasta ahí).

Si no puede encontrar la pérdida y la purga del sistema no soluciona el problema, es posible que un retén interno esté perdiendo en el cilindro maestro o en uno de los cilindros auxiliares.

Los forros de los frenos que han sido contaminados por líquido hidráulico o grasa deben renovarse (Vea Renovación de las zapatas del tambor de freno). No intente limpiarlos.

Por otra parte, los forros en las ruedas opuestas también deben ser renovados o la potencia de frenado de los dos frenos será diferente. Por consiguiente el frenado será desequilibrado y peligroso.

Las zapatas de freno (o pastillas de disco de freno) siempre se venden en "juegos de ejes", ya sea para las dos ruedas delanteras o las dos traseras. Nunca renueve una sola.

Uso de la abrazadera de la manguera

La abrazadera de la manguera se puede utilizar para identificar fallos "oscuros" en los caños de freno, por ejemplo cuando hay una sensación esponjosa en el pedal pero ninguna causa visible.

Utilice una abrazadera para sellar de a una las mangueras flexibles.

Si la sensación del pedal mejora es porque el problema se encontraba en la manguera que ha sujetado, los caños o componentes.

Comprobación de los cilindros de rueda

Una fuga intensa en el cilindro de rueda (en un freno de tambor) se puede manifestar con líneas de líquido en la placa trasera, la rueda o a veces en la pared de los neumáticos.

Otra indicación puede ser el comportamiento del auto al frenar. Si se inclina hacia un lado, puede ser debido a que los forros de los freno en el otro lado están contaminados con líquido y no funcionan correctamente.

Renueve un cilindro de rueda que pierde (Vea Renovación de las zapatas del tambor de freno).

Chequeo de caños y uniones

Al examinar los caños de freno y uniones no se olvide de los que incorporan un interruptor de presión para hacer funcionar las luces de freno.

Busque también una válvula limitadora de presión. Este es un dispositivo que regula la presión hidráulica en los frenos traseros y equilibra el frenado entre los delanteros y traseros.

Busque el interruptor de presión en el compartimiento del motor (tendrá cableado adjunto). El limitador por lo general está debajo del auto y en la parte posterior.

Limpie el caño o unión con un cepillo de alambre antes de inspeccionar la zona donde hay oxidación o corrosión.

Una superficie óxidada de por si no es un problema, aunque la aparición de agujeros profundos en un caño implica que éste debe ser renovado. Si el cepillado lo deja brillante y suave, está bien.

Los agujeros profundos debilitan seriamente al caño. El óxido regresará y seguirá comiendo el metal.

Es recomendable dejar que un especialista renueve los caños de freno. Tenga cuidado si tiene que mover las uniones.

Es común que la corrosión bloquee la tuerca de unión del caño o componente. Podría fracturar el caño al intentar aflojarla.

Para evitar esto, cepille la unión y pásele aceite. Déjela por una hora y luego, moviéndola hacia adelante y atrás, suéltela.

Asegúrese de utilizar la llave correcta, ya que la tuerca está hecha de metal blando y se puede dañar con facilidad.

Los caños de freno muy oxidados no pasarán una inspección técnica.

Inspección de las mangueras

Las mangueras de freno flexibles deben ser inspeccionadas con cuidado. Tienen que soportar una presión considerable y cualquier debilidad puede resultar en una falla total de los frenos.

Examine con atención cualquier manguera que pase cerca de otros componentes y pueda rozar con ellos. También aquellas que puedan haber sido mal instaladas y se encuentren torcidas o dobladas. Si alguna se encuentra mal colocada debería ser reposicionada. Cambie la manguera si ve alguna señal de contacto.

Doblar completamente una manguera puede revelar docenas de pequeñas grietas en la carcasa causadas por el deterioro, que podrían no verse cuando la manguera está derecha. Haya o no pérdida, una manguera de este tipo es peligrosa y debe ser reemplazada de inmediato.

Comprobación del cilindro maestro

Cilindro maestro y depósito.

Una fuga en el cilindro maestro se puede descubrir por medio de rastros de líquido en la mampara o componentes adyacentes en el compartimiento del motor. Incluso puede gotear por el reposapiés.

Sin embargo, una leve fuga se puede descubrir sólo al sacar la goma del cubrepolvo y mirar dónde la varilla entra en el cilindro. Renueve un cilindro que pierde (Vea Sustitución de un cilindro maestro y unidad servo).

Chequeo de los pistones del disco de freno

Retire la goma del cubrepolvo.

Una fuga de líquido, más allá de los pistones, en la pinza del disco de freno es poco probable pero no imposible. Para realizar el chequeo retire la pastilla de freno (Vea Renovación de las pastillas del disco de freno).

We also have this article in Inglés