← Regresar al blog 17 diciembre 2015

Consejos para conducir en invierno 2015

Consejos para conducir en invierno

Invierno puede ser ideal para tomarse vacaciones, divertirse y estar feliz en general. Sin embargo, las fiestas y sus celebraciones pueden opacarse si usted no toma las precauciones apropiadas. Ya que los meses de invierno afectan gravemente a todos los autos, es necesario tomar algunas medidas preventivas muy específicas para evitar averías o un mal funcionamiento. Se suele decir que "prevenir es mejor que curar" y en esta guía le indicaremos cómo mantener su auto en óptimas condiciones durante la estación más fría del año. Esto es lo que tiene que hacer...

Pack de emergencia

Las averías y los retrasos en el tráfico pueden ser muy incómodos durante el invierno. Debido a que los desperfectos mecánicos son más propensos a esta altura del año, es imprescindible que se tome un tiempo para controlar su vehículo. También existe la gran posibilidad de que quede atascado en el tráfico, por lo tanto es muy importante que se asegure de tener al menos los siguientes elementos en el auto durante los meses de invierno. Estos harán que usted y su familia viajen más cómodos, e incluso podrían salvarle la vida en caso de emergencia.

También es posible que quiera comprar un set de alfombras de goma para proteger el interior de su auto de los zapatos mojados, o para su uso como dispositivo de tracción cuando quede atascado en nieve profunda o aguanieve.

Mantenimiento

El invierno es duro para los autos ya que estos se descongelan día a día. Por este motivo es que vale la pena realizar las siguientes tareas preventivas como el tiempo y presupuesto se lo permitan.

Cambie el anticongelante

Como el nombre lo indica, el anticongelante está diseñado para evitar que el refrigerante del motor se congele en temperaturas bajo cero. Sin embargo, para un rendimiento totalmente efectivo, la concentración de anticongelante debe estar a un nivel muy específico, que se determina por la gravedad o densidad específica de la mezcla final. Por otra parte, el anticongelante pierde sus propiedades de protección después de doce meses de uso, por lo tanto si no ha cambiado el refrigerante del motor durante algún tiempo, ahora sería el momento ideal de sustituirlo completamente por una mezcla nueva.

El manual de propietario, que viene con el auto, le facilitará todos los detalles sobre la capacidad del sistema de refrigeración e indicará la cantidad de anticongelante necesaria en relación con el agua para lograr la máxima protección. No se desvíe de la concentración recomendada, ya que el doble de anticongelante no funcionará el doble de bien. De hecho, el exceso de anticongelante en la mezcla puede reducir el punto de ebullición del agua, provocando el recalentamiento del motor incluso en pleno invierno.

Cambie el aceite

En invierno necesitará que el aceite, si el motor está frío, no se espese al punto de no ser bombeable. Hay miles de recursos en línea que hacen cientos de recomendaciones y sugerencias sobre el tipo de aceite a utilizar en invierno, sin embargo la única recomendación que debería seguir es la del fabricante de su vehículo.

Los fabricantes de automóviles gastan mucho dinero y pasan varios años probando sus motores en condiciones extremas de funcionamiento. Si ellos recomiendan un tipo específico de aceite para usar en invierno, es por que tienen pruebas que sustentan sus consejos. Si tiene alguna duda sobre qué tipo de aceite utilizar, obtenga la información correcta con su distribuidor. Evite asesorarse en internet sobre el tipo de aceite indicado para su vehículo.

Es posible que haya oído alguna vez que el aceite sintético es mejor para el invierno, ya que se mantiene estable en un amplio rango de temperaturas. Lamentablemente esto no siempre es correcto. Algunos aceites sintéticos, como el aceite a base de polietilenglicol (PAG), no debe mezclarse con aceite mineral debido a que estos no son miscibles. De realizarlo terminará con un pegote tipo gelatina en su motor. Si decide comprar aceite sintético para este invierno, asegúrese de utilizar solamente un producto a base de polialfaolefina (PAO) y revisar la etiqueta para confirmar que el producto elegido se pueda mezclar con aceites minerales convencionales.

Chequee/cambie la batería

Todo el mundo sabe que la batería del auto se puede morir sin previo aviso, sobre todo si no está en perfectas condiciones antes de que lleguen los meses de frío. El motivo por el cual es mucho más difícil de arrancar un motor frío en invierno que uno frío en verano, es la importancia que tiene cerciorar que la batería pueda hacerle frente al esfuerzo extra necesario.

Todas las baterías deberían ser revisadas por un especialista al menos dos veces al año; si no ha controlado la suya recientemente, ahora sería un buen momento para chequear la capacidad de arranque y de reserva. También revise la gravedad específica de cada celda para confirmar que todas estén en óptimas condiciones.

La gravedad del electrolito indica el estado de carga de una celda o de la batería en su conjunto. Lleve la batería a controlar, limpiar y reparar, pero asegúrese de reemplazarla si no se encuentra en perfecto estado.

Reemplace los limpiaparabrisas

Esto debería explicarse por sí mismo ya que cuanto mejor sea la condición de los limpiaparabrisas, mejor estos limpiarán aguanieve, mugre de la ruta y nieve del parabrisas. Además sería conveniente que compre líquido descongelante y de drenaje de buena calidad, y rellene el depósito del limpiador de ventanas con la concentración recomendada de líquido y agua.

Cambie a neumáticos de nieve

Los conductores que manejan todos los inviernos en nieve profunda saben que deben colocar neumáticos de nieve a esta altura del año, aunque esto puede no ser tan obvio para los conductores que se han trasladado desde climas más cálidos.

Los neumáticos de nieve ofrecen una excelente tracción en la nieve y el hielo. Aunque tienden a ser caros, sus ventajas le compensarán por completo la primera vez que los utilice. Podrá comprobar su eficacia al manejar a través de un montón de nieve mientras que los otros conductores quedan atascados.

Utilice solo combustible de alta calidad

No hay excusas para el uso de combustible de baja calidad en ninguna época del año, aunque mucho menos en invierno cuando las condiciones climáticas implican velocidades más bajas y muchas detenciones y arranques durante la conducción. Las bajas revoluciones del motor suelen derivar en la acumulación de depósitos en las bujías, válvulas y otros componentes internos. Por este motivo es que es importante utilizar el combustible de mejor calidad que se encuentre disponible, y así minimizar la acumulación de depósitos de carbono que puedan afectar el rendimiento y eficiencia del motor, y el ahorro de combustible.

Descubra otros artículos interesantes

Impulsado por tu apoyo en las redes